Día mundial de la Arquitectura 2013. Declaración del CSCAE

La UIA para celebrar el Día Mundial de la Arquitectura, ha elegido el lema “Cultura-Arquitectura”, enlazando con la Declaración de la UNESCO titulada “Situar la cultura en el centro de las políticas de desarrollo sostenible”, proclamada en Hangzhou, en mayo 2013 y en la que se insta a los gobiernos, sociedad civil, empresas y sectores profesionales, a enfrentarse a los desafíos mundiales de nuestro presente apoyándose en el poder transformador de la cultura, con especial atención a la sostenibilidad medioambiental, la pobreza y la inclusión social.

La Cultura-Arquitectura, no surge por generación espontánea. Las herencias culturales y las civilizaciones enmarcan su desarrollo y su actividad. En España por ejemplo, el Anteproyecto de la Ley de Servicios y Colegios Profesionales (ALSCP) resulta hoy una evidente amenaza para la Arquitectura española. El CSCAE y los Colegios de Arquitectos, apoyándose en los buenos resultados de la experiencia del año pasado, quieren significar y celebrar este día entorno a edificios de nuestro pasado reciente, vinculados a la arquitectura del Movimiento Moderno y a hacerlo poniendo en valor nuestra disciplina frente a la sociedad y al ALSCP. A hacerlo pues, EN DEFENSA DE UNA ARQUITECTURA ESPAÑOLA PARA LA SOCIEDAD y con garantías.

El fomento de la calidad arquitectónica involucra tanto a las administraciones públicas como a las instituciones privadas; a las amplias colectividades como a los profesionales; a los entornos formativos como a los gestores urbanos; al rigor científico-técnico y a la creación artística. Lo arquitectónico requiere de acciones permanentes y no de fugaces llamamientos. Para elevar el nivel de conocimiento, sensibilidad y capacidad de exigencia de los diversos grupos de ciudadanos; para incorporar a la arquitectura y el urbanismo en las enseñanzas escolares; para una activa defensa del patrimonio arquitectónico; para un incremento de la difusión de la dimensión cultural de la arquitectura.

Es preciso pues, constantemente, divulgar el entendimiento de la Arquitectura-Cultura como una disciplina socialmente útil y no como un ejercicio de exhibicionismos diversos al servicio de fundamentalismos económicos también diversos.
Nuevas palabras clave caracterizan el momento actual, comportando reflexiones que deben abrirse camino: utilidad social, reutilización, sostenibilidad, rehabilitación, participación, belleza y estética, racionalidad constructiva, oficio y diseño...austeridad. La rehabilitación y la energía se revelan como una estrategia de largo alcance para definir un nuevo modelo, que dé salida en positivo a la actual crisis económica que nos atenaza.

Con ocasión del DIA MUNDIAL DE LA ARQUITECTURA, la UIA y el CSCAE hacen un llamamiento a las administraciones públicas, a las instituciones implicadas y a las empresas privadas, a todos los profesionales de la arquitectura, a los responsables de formación y a los operadores y gestores culturales, a los pensadores, y a los medios de comunicación, para que adopten y apoyen iniciativas necesarias que permitan caminar en esta dirección, sumándonos así, colectivamente, activamente, positivamente, a una celebración comprometida del DIA MUNDIAL DE LA ARQUITECTURA con el objetivo de afianzar uno de los derechos humanos fundamentales. Frente al ALCSP, Cultura- Arquitectura.

La Arquitectura siempre ha sido reflejo del momento y la sociedad en la que se desarrolla. Los arquitectos españoles somos conscientes de la responsabilidad que tenemos como testigos de nuestro tiempo y responsables directos de la herencia que nuestra generación dejará a las generaciones futuras. Consecuentes con esa doble responsabilidad, queremos declarar nuestro firme compromiso con el objetivo de seguir manteniendo a la arquitectura española en las cotas de excelencia que se le reconocen a nivel mundial, integrando tecnología y humanismo en la visión unitaria que ha sido siempre nuestro rasgo diferenciador a la hora de proyectar.

El reto de lograr un desarrollo sostenible a lo largo del próximo siglo se fundamenta en la triple vertiente económica, medioambiental y social. Confiar la búsqueda de una arquitectura o un urbanismo más sostenible a desarrollos sectoriales, parciales o únicamente tecnológicos es abocarse a un fracaso seguro. Se podrá ser más equitativo, más eficiente o más rentable, pero nunca se llegará a ser más sostenible. La arquitectura, y los arquitectos como autores de la misma, se ha encontrado siempre y a lo largo de la historia en la vanguardia de los cambios tecnológicos, sociales y económicos de las sociedades en las que se desarrolla. Profundamente conscientes de los momentos de crisis y cambio que vive nuestra sociedad en particular, y del reto que a nivel mundial supone la consecución de un desarrollo sostenible global, los arquitectos españoles declaran su firme voluntad de seguir aportando a la sociedad toda su energía y capacidad para lograr unos edificios más sostenibles, unas ciudades más habitables y solidarias. Frente al ALCSP, Cultura-Arquitectura.

Ver noticia en la página web del CSCAE

Share this Compartir