Carta de Federico García Barba a los colegiados de Canarias

Publicado en

Transcribimos a continuación a petición de Federico García Barba, Presidente de la Demarcación de Tenerife, La Gomera y El Hierro y Vicedecano del COAC una carta dirigida a todos los colegiados:

Carta del Vicedecano a los colegiados de Canarias

Desde que ha adquirido su responsabilidad política, la Junta de Demarcación actual de la isla de Gran Canaria de este colegio oficial pretende lograr la constitución de una entidad jurídica propia, separada y aislada de los restantes miembros y representantes de las demás islas.

Me parece que esta es una iniciativa respetable y legítima del grupo de compañeros que impulsan esa segregación en la búsqueda de lo que consideran más adecuado para los arquitectos de Gran Canaria.

Sin embargo, creo que esa iniciativa se pretende llevar a cabo sin tener en cuenta la opinión y derechos de los restantes miembros de este colectivo. Y lo que es más grave conculcando la legalidad vigente con la que nos hemos dotado los arquitectos canarios desde la fundación en 1972 de este colegio al que pertenecemos.

Es necesario que estos hechos sean conocidos en profundidad por la totalidad de los que forman parte de este colegio profesional desde el momento en que de una manera unilateral -sin el consenso y acuerdo de las demás demarcaciones- los miembros de esa Junta de Demarcación han comenzado a actuar con el objetivo de lograr segregar su circunscripción y crear un Colegio Insular.

Otro hecho que resulta cuando menos censurable es que no se nos permita a los demás integrantes de los órganos generales de gobierno de nuestra corporación aportar a los colegiados de esa Demarcación nuestra visión del significado de esa iniciativa en las condiciones actuales. La ausencia de transparencia y la posibilidad de informar que esta actitud comporta supone la fácil propagación de bulos y versiones tergiversadas sobre las verdaderas razones que están moviendo esta decisión.

A este respecto he de manifestar mi profunda tristeza ante una iniciativa que enmascara la voluntad de destruir definitivamente el entramado de representación colectiva con el que hemos venido funcionando los arquitectos canarios desde hace más de 40 años.

Máxime en una época de gran incertidumbre y en la que nos enfrentamos a grandes retos e inconvenientes. Parecería que un momento así lo razonable sería lograr la máxima unidad de acción en la búsqueda de aquello que nos pueda ayudar a superar este trance. Necesitamos actuar coordinadamente y bajo un liderazgo fuerte en la recuperación del trabajo que hemos perdido y también iniciar la exploración de las posibles alternativas a nuestra precaria situación actual. Sin embargo, y para la frustración de algunos que componemos la actual Junta de Gobierno de Canarias, llevamos muchos meses ocupando todo nuestro tiempo prácticamente en cuestiones que nada tienen que ver con ello.

Primero, hemos tenido que proceder a reformar las excesivas estructuras heredadas y en segundo lugar, lograr cubrir las deudas existentes y tratar de equilibrar las cuentas de las necesidades comunes. Todo esto se lograría de una manera razonable con la aprobación de los Presupuestos -Ordinario y Extraordinario plurianualizado- que se realizó en la Asamblea que tuvo lugar el 12 de noviembre de 2010 en Tenerife.

La situación económica de nuestra corporación regional quedó así definitivamente estabilizada con la aprobación del presupuesto subsiguiente en la siguiente Asamblea de Abril de 2011. Y con ello, el problema económico heredado logró superarse.

A continuación, en el mes de Mayo de ese año resultaron proclamados electos los compañeros que ostentan actualmente los cargos de Decana, Dª Lola Cabrera y Tesorero, D. Ovidio Macho, ambos en representación de la provincia oriental, junto al Secretario D. Miguel López que dimitió posteriormente por razones personales.

Desde ese momento, los representantes de Gran Canaria han ido trabajando y liderando con intensidad el proceso tendente a la disolución del marco común y la constitución de colegios insulares independientes y con personalidad jurídica propia. Con ello, se pretende solucionar algunos problemas que ellos consideran fundamentales.

Se ha argumentado que el colectivo insular de Gran Canaria, compuesto por la mitad de los arquitectos del archipiélago, alcanza a 900 profesionales y, que por lo tanto, tiene un tamaño suficiente para fundar una institución independiente. Algo que nadie discute.

También que se ha argumentado que es necesario conseguir que no existan responsabilidades patrimoniales cruzadas para evitar que en situaciones extremas puedan llevar a la bancarrota a las demarcaciones de unas islas por irresponsabilidad de otras. Y la única manera de solucionar esta debilidad es formalizar la constitución de entidades independientes.

Sin embargo, no se están valorando adecuadamente el significado y alcance de esta tendencia a la división que tendría otras consecuencias importantes también. Entre ellas, hay que considerar la pérdida de de una marca colectiva que nos ha representado y representa ante la sociedad canaria y sus instituciones. El Colegio de Arquitectos de Canarias supone en todas y cada una de las islas, un colectivo que tiene una opinión cualificada sobre las cuestiones que afectan a las ciudades y el territorio archipielágico. Una entidad a la que se respeta, consulta y a la que se suele escuchar en innumerables ocasiones.

Pero lo que es más grave, se está pretendiendo llevar adelante todo este proceso sin unos compromisos mínimos de cumplimiento de la legalidad estatutaria vigente y de la legislación aplicable. En este momento, tampoco conocemos todavía el coste real que va a suponer esta segregación más allá de algunas palabras bienintencionadas de la Decana y de los componentes de Gran Canaria en la Junta de Gobierno.

Al mismo tiempo, existe la sensación de que se pretende que queden sin efecto los compromisos acordados históricamente entre todos para el reparto del patrimonio y el efectivo cumplimiento de las deudas contraídas entre unas demarcaciones y otras.

El despropósito de la situación ha culminado cuando se pretende aprobar una serie de cuestiones que afectan a la representación colectiva en la próxima Asamblea. Desde la Junta de Demarcación de Gran Canaria se ha hecho una interpretación sui generis sobre la aplicación de la delegación de voto, que pretende ejercerse sin restricciones y aunque aun no haya adquirido vigencia estatutaria. De hecho, tanto nuestros asesores jurídicos -como los del Consejo Superior de Colegios de Arquitectos de España- nos han advertido de la ilegalidad de los que se pretende llevar a cabo en la próxima Asamblea, en relación a esta cuestión.

Creemos que sería conveniente aplazar esta reunión para que en la propia Junta de Gobierno se pueda tratar con racionalidad y garantizando la plena legalidad de lo que se quiera realizar al respecto. Y siempre garantizando los derechos de cualquier colegiado a tener la posibilidad de conocer, aclarar y votar en consecuencia.

No obstante, y en caso de que no se realice el aplazamiento (lo cual sería deseable) el próximo día 9 de mayo es un día crucial para nuestro colectivo porque, tal y como figura en el Orden del Día de la Asamblea convocada se van a votar allí cuestiones trascendentales que afectan al futuro de esta institución, hasta hoy común. Además de aprobar el Programa de Actuación y Presupuesto para 2012 (punto 3) imprescindible para el funcionamiento de los Órganos Generales del COAC, también se tratará una modificación -apoyada por 170 colegiados de Gran Canaria- de un artículo importante de nuestros Estatutos que pretende la disminución del quórum necesario para la aprobación de procesos de agregación o segregación, pasando del 50% del total del censo colegial a solo el 50% de las asistentes a la Asamblea en que se trate esa cuestión. Y, así mismo, la convocatoria a continuación de una Asamblea General Extraordinaria posterior dedicada a la Segregación de la Demarcación de Gran Canaria del COAC para su constitución en un Colegio Profesional independiente bajo la denominación de Colegio Oficial de Arquitectos de Gran Canaria.

Por todo ello, y ante la importancia de las cuestiones te invito encarecidamente a que acudas a esta próxima Asamblea que se va a celebrar en nuestra sede de Tenerife el miércoles 9 de mayo a las 10.00 horas en primera convocatoria y a las 10.30 en segunda convocatoria, ya que está en juego el futuro del Colegio Oficial de Arquitectos de Canarias.

Federico García Barba
Presidente de la Demarcación de Tenerife, La Gomera y El Hierro
y Vicedecano del Colegio Oficial de Arquitectos de Canarias

Ver carta en Noticias de la Junta del COACTFE

Share this Compartir

En la Asamblea con la Decana

En la Asamblea con la Decana

Ayer celebramos la tercera Asamblea Informativa sobre el modelo colegial con la asistencia de la Decana y del Vicedecano. Este último denunció que la Decana se había negado a circular a todos los colegiados la carta que precede a este comentario. La Decana alegó que está firmada como "Vicedecano" y esta función es solo para casos de sustitución de la Decana y como ella está presente y no quiere circular la carta, no se hace y punto. Federico propuso que OOGG circulase la carta como Presidente de COACTFE y la Decana también se negó. Viva la libertad de expresión y el uso partidario de los medios comunes del COAC.

Estuvimos dando vueltas al uso del voto delegado en la Asamblea General de mañana 9 de Mayo en Tenerife. La Decana haciendo equilibrios de equidistancia legal con la lectura de artículos del Estatuto y del Reglamento de Colegios Profesionales de Canarias interpretados de tal manera que evite mojarse en la cuestión y hacer que todo el peso caiga sobre la Asamblea con las impugnaciones, acusaciones, interpretaciones, etc que allí se produzcan. Va a ser un triste espectáculo producido por la arrogancia de la Junta de Gran Canaria (que me sigue avergonzando) y por una Decana que no ha defendido en absoluto a nuestro maltrecho COAC.

La Decana estaba molesta conmigo porque he pedido su dimisión en esta web y en otras. Creo que le expliqué mis razones con mucha educación y siempre he opinado, firmando mis comentarios, en espacios donde cualquier otro colegiado puede hacerlo. Le expliqué mi preocupación por la falta de documentación escrita que podamos analizar para sacar conclusiones del trabajo de la Decana y de la propuesta de Segregación de Gran Canaria. Todo son palabras oídas en sus Asambleas, al que el resto de colegiados no nos han permitido el acceso, y recogida de firmas mediante llamadas de teléfono. No sé cómo un colectivo de técnicos nos dejamos llevar simplemente por palabras sin documentos que prueben los hechos y que comprometan a nuestros representantes. Así no tendremos nunca nada para exigir responsabilidades.

Se le explicó por activa y por pasiva a la Decana, que es abusivo usar el voto delegado sin regular para votar los puntos del orden del día de mañana, entre ellos el reglamento del voto delegado y una modificación estatutaria fundamental del artículo 16.2.b. Esto que parece obvio no lo es tanto para la Decana, aunque la apisonadora de votos sin control que mañana se producirá a lo mejor la sonrojan un poco (espero). Solo lo va a utilizar Gran Canaria, que además lleva recogiendo votos desde el 12 de abril, 15 días antes de la circular oficial de OOGG. El resto de Demarcaciones, como no estamos de acuerdo con este atropello no lo vamos a usar y además lo vamos a denunciar/impugnar con el apoyo del Consejo Superior de Colegios de Arquitectos de España.

Lo que les digo, un espectáculo bochornoso en el que se hace más importante que nunca el conocimiento de estas actitudes por todo el colectivo y la presencia de los colegiados en la sala, para poner el orden que nuestra estimada Decana y la Junta de Gran Canaria, no quieren ni ver.

Allí les veo.

PD: Pido de nuevo la dimisión de la Decana que no está representando por igual a los colegiados del COAC, no está atendiendo a las llamadas a la prudencia y está claramente favoreciendo actitudes radicales de consecuencias inciertas. Lo siento Lola pero es lo que pienso.